En la enmienda elaborada por el diputado conservador Graham Brady, donde los miembros de la Cámara de los Comunes se comprometieron a apoyar el acuerdo del Brexit propuesto por la primer ministra, Theresa May, bajo la condición de que se encuentre una solución alternativa al ‘backstop’.

El Parlamento británico ha aprobado esta enmienda que se pretende usar como argumento para convencer a la Unión Europea de que reabra las negociaciones para conseguir un nuevo acuerdo sobre el Brexit, postura que el bloque comunitario se ha negado reiteradamente.

El ‘backstop’ es un mecanismo de emergencia diseñado para que actual acuerdo sobre el Brexit impida una ‘frontera dura’ entre Irlanda del Norte, provincia británica, e Irlanda, Estado miembro, una vez consumada la ruptura entre Londres y Bruselas.