Desde el martes 12 de febrero ya comenzó a regir la «Ley Cholito», por lo que ahora es obligación tener a perros y gatos domésticos inscritos en el Registro Nacional de Mascotas. Quienes sean sorprendidos con una mascota sin inscripción, arriesgan una multa de entre 1 a 30 Unidades Tributarias Mensuales (UTM), es decir, de entre $48.000 hasta $1.500.000 pesos.

El subsecretario de Desarrollo Regional, Felipe Salaberry comentó que «el chip no es obligatorio, lo que es obligatorio es una marca que identifique a la mascota y el registro de ella en el registro nacional de mascotas, y que las multas no serán cursadas inmediatamente, « más que una marcha blanca, sea una marcha blanda, una fiscalización más de carácter informativo».