Diecisiete minutos de terror fueron los que duró la transmisión a través de Facebook de la masacre en una mezquita en la localidad neozelandesa de Christchurch, cuyo autor del atentado mostró cómo disparó contra los feligreses dejando más de 40 muertos.

El hecho fue calificado por la primera ministra como «uno de los días más oscuros» del país. Su responsable fue un australiano de 28 años identificado como Brenton Tarrant, quien portaba una cámara en la cabeza con la que grabó y transmitió el ataque.

En su transmisión Tarrant alaba a los autores de otras masacres y justifica las mismas como una «toma de posición contra el genocidio cultural y étnico». El hecho comenzó cerca de las 1:40 p.m. cuando el atacante ingresó a la mezquita Masjid Al Noor Mosque, en centro de Christchurch disparando contra los presentes con un fusil semi automático de alto calibre.

En los 17 minutos que duró la transmisión se puede ver al sujeto pasear de un lado al otro de la mezquita, para luego escapar en su auto, momento en que además atropella a un peatón. Por otra parte, tanto Facebook como Twitter bloquearon las cuentas que el autor de la masacre tenía en ambas redes sociales, eliminando la transmisión realizada de los registros.