El tornado golpeó Kaiyuan, en la provincia de Liaoning, el miércoles por la tarde, dañando fábricas y edificios, matando a seis personas e hiriendo a otras 190, informaron el jueves medios de comunicación estatales.

Li Yuan, quien vive en Liaoning, es dueño de una fábrica a solo 500 metros de distancia de donde se produjo el tornado. Comentó que sus trabajadores pensaron en un inicio que era “solo una gran nube”.

«Pero cuando se acercó, sintieron una fuerte ráfaga de viento», dijo Li en una entrevista telefónica. «Toda la basura, los papeles y las hojas en el suelo volaron por los aires. Escuchamos ambulancias y sirenas de coches de la policía toda la noche».

El tornado dañó las fábricas y equipos en un parque industrial, dijo CCTV. Más de 210 personas han sido rescatadas, y otras 1.600 fueron evacuadas. La electricidad se restaurará en los hogares el jueves, mientras que las empresas recuperarán la luz en los próximos tres días, detalló el canal CCTV.