El día de ayer, el adolescente decidió quitarse la vida en su hogar, tras ser acusado de robar un celular.

En el Colegio Río Loa de Calama a esta hora se reúnen docentes, alumnos y compañeros del niño con iniciales J. T. de 13 años.

El alumno había sido expulsado por un robo, que según aseguran sus padres, no cometió.

El establecimiento educacional aún no se refiere de manera oficial a lo sucedido.

/