Un enorme iceberg más grande que Los Ángeles se separó de la plataforma de hielo Amery en la Antártida, el más grande en más de medio siglo.

El iceberg, nombrado D-28 por los científicos, se rompió de la plataforma en el este de la Antártida el 26 de septiembre. Mide 1.636 kilómetros cuadrados de área y tiene 210 metros de espesor.

Los expertos llevaban estudiando la plataforma de Amery desde hace años, pero es la primera vez que se tiene constancia certera de la formación de un iceberg en esta región.

El iceberg  se desprendió totalmente de la plataforma ubicada al este de la Antártida, señaló en su Twitter Copérnico, el programa de observación de la tierra de la Unión Europea en colaboración con la Agencia Espacial Europea (ESA).

En el tuit se muestran dos imágenes capturadas y procesadas por el satélite Sentinel 1: En la primera, del 20 septiembre, se aprecia una grieta en Amery, mientras en la segunda, de cinco días después, el iceberg está completamente separado de la plataforma de hielo.

La extensión del hielo del mar Antártico durante el verano es «uno de los principales y más sensibles indicadores del cambio climático» y el mínimo anual se produce en septiembre, señala el programa Copérnico en otro tuit, en el que recuerda que este año esta extensión «fue una de las más bajas jamás observados».