El perro Negro Matapacos fue un adquirió notoriedad debido a su participación en las protestas callejeras ocurridas en Santiago de Chile.

Luego de que se realizara en el Parque Balmaceda una estatua en honor al perro  «Negro Matapacos», quien se popularizó por su participación en las diversas manifestaciones en Santiago, desconocidos la quemaron para destruir este símbolo de lucha.

Luego de su destrucción, la ciudadanía comenzó a restaurarla, pues la imagen de este perro callejero se había transformado en un héroe nacional.

Sin embargo,  nuevamente fue destruida y arrastrada por la calle, ocasionando que se partiera en dos partes. Pese a esto, los seguidores del perrito aseguran en redes sociales que el «Matapacos es el Fénix, fue quemado y ahora fue torturado, pero el símbolo sigue vigente y crece con más fuerza».