Astrónomos del observatorio Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), ubicado en el llano de Chajnantor en San Pedro de Atacama, en el norte de Chile, lograron captar por primera vez el comienzo del fin de una galaxia lejana.

De acuerdo a la información entregada por el Observatorio Austral Europeo (ESO), los astrónomos consiguieron captar la muerte de una distante galaxia en colisión debido a la expulsión de casi la mitad de su gas, el elemento fundamental para la formación de estrellas. Este descubrimiento permitirá replantearse cómo las galaxias dejan de dar vida a nuevas estrellas. 

«Es la primera vez que observamos una típica galaxia masiva formadora de estrellas en el universo distante a punto de morir debido a una expulsión masiva de gas frío», explica Annagrazia Puglisi, investigadora principal del nuevo estudio, de la Universidad de Durham (Reino Unido) y el Centro de Investigación Nuclear Saclay (CEA-Saclay, Francia).

Esta nueva imagen sugiere que las fusiones galácticas también pueden ser responsables de expulsar al espacio el combustible necesario para la formación de estrellas.

Hasta ahora, los astrónomos sabían que las galaxias comienzan a «morir» cuando dejan de formar estrellas, pero nunca antes habían vislumbrado claramente el comienzo de este proceso en una galaxia lejana.