Una misión arqueológica egipcio-estadounidense, dirigida por Matthew Adams, de la Universidad de Nueva York, y por Deborah Vischak, de la Universidad de Princeton, ha descubierto en el centro de Egipto los restos de la que se cree que puede ser la fábrica de producción de cerveza más antigua de la que se tiene conocimiento. Se estima que data de hace 5.100 años, según informó el Ministerio de Turismo y Antigüedades egipcio.

El descubrimiento se ubica en el yacimiento de Abydos, en la provincia de Sohag, y supone una nueva muestra de hasta qué punto la cerveza era ya un brebaje muy cotizado en la antigüedad y con producción a gran escala.

La fábrica de cerveza “se remonta probablemente a la era del rey Narmer”, informó el secretario general del Consejo General de Antigüedades, Mostafa Waziri, en el comunicado.

Narmer fue el primer rey que unificó el Alto y el Bajo Egipto. Gobernó hace más de 5.000 años y es considerado por algunos como el fundador de la primera dinastía de faraones.

La fábrica se encuentra dividida en ocho secciones, cada una de las cuales contenía 40 vasijas de barro que se usaban para calentar mezclas de granos y agua, daba como resultado la producción de más de 22.000 litros a pleno rendimiento.

Finalmente, autoridades del turismo de Egipto buscan reactivar la industria luego del fuerte golpe que ha recibido durante la pandemia. La cantidad de turistas que visitaron el país se redujo a 3.5 millones el año pasado desde 13.1 millones en 2019.