Muy por debajo de la plataforma de hielo de la Antártida se encontró una especie de Animales estacionarios, similares a las esponjas y que se trataría de especies previamente desconocidas.

Durante un estudio exploratorio, investigadores perforaron 900 metros de hielo en la plataforma de hielo Filchner-Ronne, situada en el sureste del mar de Weddell. A una distancia de 260 km del mar abierto, en completa oscuridad y con temperaturas de -2,2 ° C, se han observado muy pocos animales en estas condiciones. 

Los seres descubiertos son la primera comunidad de sustrato duro, es decir sobre una roca, y parecen ir en contra de todas las teorías sobre que tipo de vida podía encontrarse en la Antártida. Dadas las corrientes de agua en la región, los investigadores calculan que esta comunidad puede estar hasta 1.500 kilómetros de la fuente más cercana de fotosíntesis.

 «Nuestro descubrimiento plantea muchas más preguntas de las que responde, por ejemplo, ¿cómo llegaron allí? ¿Qué están comiendo? ¿Cuánto tiempo han estado allí? ¿Cómo de comunes son estos cantos rodados cubiertos en la vida? ¿Son estas las mismas especies que vemos afuera en la plataforma de hielo o son especies nuevas? ¿Y qué pasaría con estas comunidades si la plataforma de hielo colapsara? » señaló en un comunicado el biogeógrafo y autor principal, doctor Huw Griffiths de British Antarctic Survey.

Sin embargo, hasta el momento no se podrán saber más detalles sobre la nueva vida, ya que los mismos se encuentran en profundidades inalcanzables por herramientas recolectoras de muestras, sin dudas un desafío significativo en el que ya se pusieron a trabajar.

Griffiths y su equipo, además señalan que con la crisis climática y el colapso de estas plataformas de hielo, se está acabando el tiempo para estudiar y proteger estos ecosistemas.