Una oveja salvaje y enferma fue rescatada en un bosque de Australia, fue encontrada con más de 35 kilogramos de lana sobre su lomo, debido a que no había sido esquilada hace años.

Baarack, como la bautizaron los rescatistas, fue hallada por un miembro de la comunidad, que se puso en contacto con Edgar’s Mission Farm Sanctuary cerca de Lancefield, Victoria, a unos 60 kilómetros al norte de Melbourne.

En el santuario, Baarack fue debidamente esquilado y puesto bajo cuidados intensivos para que se recupere de las consecuencias provocadas por el peso de la lana sobre su cuerpo.

Behrend, uno de los rescatistas señaló que “Las ovejas deben ser esquiladas al menos una vez al año, de lo contrario, el vellón seguirá creciendo y creciendo, como sucedió aquí”. Además, añadió que el vellón de Baarack pesaba 35,4 kilogramos.

«Las ovejas deben ser esquiladas al menos una vez al año, de lo contrario el vellón seguirá creciendo y creciendo, como sucedió aquí», agregó el encargado.

Los rescatistas explicaron que la oveja estaba bajo peso, enferma y ciega debido al gran peso que cargó durante años, sin embargo, añadieron que esto era una clara demostración de lo resistente que son estos ejemplares.