Instagram anunció recientemente una actualización en sus políticas de seguridad, dirigidas a proteger a sus usuarios jóvenes, entre las que destaca una función que evita que personas adultas puedan escribir Mensajes Directos a los menores de 18 años si estos no les siguen.

La política irá acompañada de advertencias y notificaciones que aparecerán cuando un adulto intente contactarse por mensaje con un adolescente y viceversa.

Esto se llevará a cabo gracias al algoritmo que no permitirá enviar mensajes directos de adultos a jóvenes, si estos últimos no los siguen.

A esto se suma que agregarán “indicaciones de seguridad” cuando envíen mensajes a adultos, cuando los destinatarios estén “exhibiendo un comportamiento potencialmente sospechoso”.

Al mismo tiempo, la plataforma anunció que trabaja en un nuevo sistema de machine learning para calcular las edades de los usuarios. Actualmente, el límite de edad mínimo para usar la aplicación es 13 años, pero el sistema no controla la verdadera edad.

Instagram confirmó que este mismo marzo liberará la nueva función y filtro en distintos países del mundo, sin marcar en concreto cuáles. Prometiendo que se implementará gradualmente al resto del mundo en el transcurso de los siguientes meses.