Este miércoles, el Juzgado de Familia de Antofagasta decretó la orden al Registro Civil de inscribir en la partida de nacimiento de un niño de tres años a sus dos madres.

En el fallo, la magistrada Andrea Francisca Cuello Hidalgo, acogió la demanda tras asegurar que las partes constituyen una familia y que ambas cuentan con competencias parentales para seguir detentando el cuidado personal de su hijo, tal como lo han hecho hasta ahora, incluso, desde antes de su nacimiento.

La denegación de la inscripción de la madre no biológica significaría una “discriminación tanto al niño como a su madre, por cuanto pierden derechos que podrían ejercer al ser reconocida como madre”, aseguró la jueza de Familia, Marjorie Valdebenito.