La Cámara de Diputados aprobó por unanimidad, este jueves, el proyecto de ley que prohibirá la venta y utilización de artículos plásticos de un solo uso en el sector alimentario y promoverá el reciclaje del plástico.

Lo que busca el proyecto es limitar la generación y uso de productos plásticos desechables, que tienen solo una vida útil. Esto bajo tres pilares fundamentales: eliminar plásticos innecesarios, innovar para que los plásticos sean reutilizables, reciclables o compostables, y hacer circular los plásticos.

Al respecto, la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, valoró los alcances de este proyecto y la disposición de ambas corporaciones para llegar a una propuesta unánime. Recalcó que espera que esta norma tenga un impacto tan positivo como aquella que limitó el uso de bolsas plásticas, reduciéndolas en cerca de 5 mil millones de unidades y generando un cambio cultural en el patrón de consumo de la población.

Ahora, solo queda que la nueva normativa, que fue apoyada de manera transversal en el Congreso, sea promulgada por el Ejecutivo.