El Gobierno de Nueva Zelanda anunció que va a acelerar las gestiones para que en ese país, cualquier persona nacida después de 2008 no pueda comprar cigarrillos o productos derivados del tabaco en toda su vida. 

El plan, el cual incluye un proyecto de ley que el gobierno espera sea aprobado por la asamblea en 2022. Actualmente, Nueva Zelanda prohíbe la venta de tabaco a menores de 18 años. Con la nueva ley, a partir de 2027 se elevará en un año cada año, impidiendo que la generación que en ese momento alcanza los 18 no llegue nunca a poder comprar tabaco legalmente, dijo la ministra asociada de Salud, Ayesha Verrall.

El paquete de medidas convertirá al sector minorista del tabaco de Nueva Zelanda en uno de los más restringidos del mundo, sólo por detrás de Bután, donde la venta de cigarrillos está totalmente prohibida. El vecino de Nueva Zelanda, Australia, fue el primer país del mundo en imponer el empaquetado neutro de los cigarrillos en el 2012.