Este jueves, la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) multó a Minera Escondida Ltda. (MEL) con $6.600 millones tras acreditar el «daño ambiental irreparable» sobre las aguas subterráneas que sostienen el ecosistema en las Vegas de Tilopozo, en el Salar de Atacama.

De acuerdo a la información que entregó la superintendencia, la minera redujo el nivel freático a 25 centímetros del ecosistema de las Vegas de Tilopozo, Salar de Atacama.

Asimismo, a juicio del Superintendente del Medio Ambiente, Cristóbal De La Maza, la Comunidad Indígena de Peine se ha visto significativamente afectada producto del uso desmedido por parte de la empresa del recurso hídrico que alimenta las Vegas de Tilopozo, las que son utilizadas por la comunidad como sustento económico y para usos tradicionales.

La infracción fue calificada como gravísima, tras el análisis de todos los antecedentes y las inspecciones ambientales realizadas por la SMA en abril de 2019, incluidas mediciones de profundidad del agua subterránea en los pozos de observación del acuífero y datos de monitoreo histórico que fueron remitidos por la empresa.